Recursos Educativos

Adiós a las fotocopias

A finales del siglo XVIII se publica la Encyclopédie en donde aparecen recopilados los conocimientos más actualizados de la época sobre ciencias, artes y oficios. Ocupaba 35 volúmenes y se dedicaron a su escritura 29 años.

¿Qué es?

A finales del siglo XVIII se publica la Encyclopédie en donde aparecen recopilados los conocimientos más actualizados de la época sobre ciencias, artes y oficios. Ocupaba 35 volúmenes y se dedicaron a su escritura 29 años.

En la actualidad, si revisas algún libro de texto de tu materia, por muy reciente que sea su publicación, seguro que encuentras en él alguna información que ya está obsoleta. Los rápidos cambios sociales y tecnológicos, así como el hecho de que los medios de comunicación informan en tiempo real de lo que está sucediendo en cualquier parte del mundo hacen que la caducidad de los textos impresos sea muy rápida.

Por este motivo, te habrás visto, en multitud de ocasiones, en la obligación de entregarle a tu alumnado información recogida de diferentes fuentes para adaptarla a su nivel y a los intereses educativos concretos. Finalmente, esta tarea suele concretarse en la realización de fotocopias que se le distribuyen a cada grupo de clase.

Pero las fotocopias implican un gasto económico para el alumnado y un problema ecológico para la sociedad. Así que si eres consciente de este problema, es posible que hayas utilizado el correo electrónico para enviar tus apuntes, pero este recurso tiene algunos inconvenientes, ya que puede saturar la bandeja de entrada del correo, el material está disperso en anexos de diferentes correos, pueden existir versiones distintas y no se sabe cual es la definitiva, etc.

Las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen un recurso útil e interesante para facilitarle esta tarea al profesorado.

Oportunidades en el aula
  1. Selecciona los materiales que quieres entregarle a tu alumnado.

  2. Procura guardarlos en un formato que pueda ser visible por todo el mundo, por ejemplo en pdf. Ten en cuenta que existen muy diferentes procesadores de texto, e incluso versiones diferentes de cada uno de ellos y que es posible que algunas personas no los puedan abrir o les aparezcan desconfigurados al abrirlos con un procesador diferente al que se ha empleado para escribirlos.

  3. Selecciona la herramienta apropiada, por ejemplo:

    1. Dropbox

    2. Issuu

  4. Organiza todo considerando la posibilidad de que su uso se mantenga durante varios cursos.

  5. Compartelo con tu alumnado.

  6. Evalúa la posibilidad de que también el alumnado incorpore información.

Aplicación
  • Evitar el gasto económico de la realización de fotocopias.

  • Limitar el deterioro ecológico al no necesitar consumo de papel, gasto de toner y otros recursos.

  • Permitir al alumnado disponer de los recursos en el momento que los precise.

  • Darle al profesorado un sistema de para tener organizado y disponible el material escolar.

  • Dar posibilidad al alumnado de que además de recibir información, la pueda distribuir.