#InspiraTICs
La historia de M.
2 noviembre 2016

La historia de M.

En el encuentro InspiraTICs del pasado 27 de octubre creamos, en el taller de Juan de Vicente, una historia colectiva. M podía ser Marta o Manuel, podía cantar, bailar, angustiarse, ilusionarse o innovar, pero al final lo que salió fueron las inquietudes de este grupo de docentes que quieren revolucionar la enseñanza. Dos historias paralelas que al final se integran en una común: el docente que anhela hacer las cosas de otro modo.

Aquí dejamos las historias colaborativa de cada grupo:

La historia de MARTA

 

-Hola, ¿qué tal estás?

- Genial, pensando en el mañana

- Pensando en el mañana, voy a dejar de escribir y ponerme a dibujar.

- Dibujar lo que quiero ver desde mi ventana

- Toma ya, nos vamos de concierto. Menudas vistas.

- Hoy está Bruce Springsteen y he quedado con Enma en la ciudad. Bruce, The Boss. Me encanta. Dance to the river. Vai unha troita de pé!

- Qué pena, no sé inglés ni gallego, qué haré?

-Aprende!

-¡Pues cojamos la barca!

-Vayamos a buscar a Juan que es políglota.

Esto es lo que suena Marta antes de ir a dar clase.

Un momento, ¿y qué hará Marta entonces en clase? Está claro que no tiene nada preparado y por eso tuvo una pesadilla.

-Pero todo se resuelve con una sonrisa y una taza de café

Mientras espera que llegue el recreo para poder observar que hacen sus alumnos. Están todos dándose golpes, luchando en el fútbol y las niñas en corrillo charlando.

Pero un buen día Marta desapareció….Y fue a buscar muchos trucos para mejorar los resultados de sus alumnos.

La forma más rápida de llegar es mirando por la ventana. Y por eso llegó a Arteixo en busca de muchas ideas. Pero no encontró ninguna.

Y colorín colorado, esta historia se ha acabado.

La historia de MANUELA

Historia de manuela una profesora innovadora, que todos los días llega al cole con una sonrisa, no por los niños sino por una extraña figura que se cruza con ella , y por eso llega a clase sonriendo. Al llegar a clase les pregunta a los niños que quieren hacer hoy y decide cambiar lo que hace habitualmente….

Les cuenta una anécdota que le había pasado desde que salió de casa hasta que llego al colegio. Uno de los niños reconoce al personaje del coche. Es un conejo de largas orejas que salta a gran velocidad.

Los niños se sentían desmotivados y entonces deciden salir y buscar al conejo, pero estaba escondido en el despacho del director y no lo encontraron. Cuando lo encuentran se pregunta si ahí esta cómodo o debería estar en otro lugar.

Llegan a la conclusión que le gustaría más estar fuera y deciden dar la clase en el campo. Allí se ven rodeados de muchas más animales y empiezan a preguntar cómo se llaman como viven. Entonces los animales comienzan a cantar una canción que habla de sus vidas.

Todos juntos la cantan y la bailan, sonríen y lo pasan bomba.

Y así termina esta historia.

La historia de MARTINA

Esta es la historia de Martina, una profesora innovadora, que tenía muchas ganas de cambiar las cosas; pero lo tenía un poco complicado. Trabajaba en un colegio privado, pero sus compañeros no siempre eran colaboradores. Era la más innovadora del colegio. Sus alumnos estaban acostumbrados a lo de siempre, hasta que un día ella sacó sus alas y decidió cambiar las cosas. Tenía un alumno nuevo q necesitaba de ella. Se puso rápidamente en marcha.

Lo primero que hizo fue buscar ayuda, sacó de la mochila sus alas y se las prestó al alumno. Por primera vez alguien se fijaba en él. Entonces ideó un plan. Fueron juntos a hablar con el resto el profesorado, y el día q el inspector apareció en clase; el maestro dijo. “a partir de ahora tenéis que llamar por vuestra amiga creatividad; que ella tiene una caja sorpresa que cada día aparecerá una cosa nueva”

La historia de MARIO

Esta es la historia de Mario, un profesor innovador. Mario era un profesor de Ciencias que daba clase en Secundaria, en un instituto de un pueblo. Era una persona muy inquieta, sus alumnos se aburrían en clase, él quería buscar la manera de motivarlos, pero no sabía cómo. No tenía experiencia con chiquillos de esas edades. Y además tenía que dar todo el currículum. Un buen día, decidió cambiar las cosas. Se le ocurrió quemar el instituto, ¡¡estaba trastornado por los estándares y tenía reválidas!! Y sus miedos crecían día a día.

Decidieron ponerse a ver la serie “Cosas Extrañas”……innovar, innovar.. qué es eso de innovar? Decidió buscar en Internet la respuesta. De repente, una de sus alumnas gritó:

“¡Cambiemos! Yo soy el profesor, tú el alumno.”

Esto le hizo recapacitar y dio un giro total.  Y los alumnos buscaron sus intereses e inquietudes.

Y fueron felices y comieron perdices…

La historia de MARTÍN

Esta es la historia de Martín, un profesor innovador que nos va a contar como ha conseguido sacar lo mejor de sus alumnos. 

Un día abrió la ventana de su aula y empezó a pensar: qué encerrados están mis alumnos! Y cuánta libertad hay fuera! ¡Vamos a armar un poco de barullo en clase! ¡Qué alguien vaya por las chuches!

¿Y qué podemos hacer con ellas? 

Tengo una idea, primero vamos a contarlas para ver si todo el mundo tiene una y después las compartimos.

Pero uno de los alumnos levanta la mano y pregunta:

Tengo un problema, soy alérgico a las gominolas ¿qué puedo hacer?.

Martín dijo: “me encanta que me preguntes esto porque en la vida también pasa esto”. 

Ante las gominolas, la lluvia de ideas del alumnado era infinita: comérselas, volver a la tienda, ver si había alternativas para el alérgico. 

¿Cuando empezamos la clase de una vez? ¿Por qué no nos vamos al recreo mejor?

Coger vuestros chubasqueros que nos vamos al patio.

Martín dijo: luego investigaremos cómo se hacen las gominolas. 

¡Qué buena idea, me encanta! ¡Vamos!

Entonces el profe dijo: “¿abrimos la ventana?... y busquemos un lugar donde montar nuestro taller de gominolas”.

La historia de MIGUEL

Esta es la historia de Miguel, un profesor innovador que tenía como objetivo mejorar la motivación de su alumnado por lo cual él mismo era el primer motivado. Motivado, pero también desnortado. 

Primero intentó copiar cosas. Después se fijó en gente influyente. Pero nunca ha sido suficiente. 

Un día se dió cuenta que tenía que educar desde el corazón y encontró su camino a través de sus alumnos. Esa mañana llegó a su centro con una clase innovadora pero internet no funcionaba. ¿Sería necesario internet para poder innovar? 

Así que pidió ayuda a sus compañeros y estos le ofrecieron que buscara el plan B de su maletín. Abrió el maletín y dentro encontró todas las herramientas para intentar motivar a sus alumnos: una fotografía de su centro y otra de su ciudad.

Entonces se dirigió a sus alumnos y les preguntó qué pensaban que era aquello. De repente, con las respuestas de sus alumnos se sintió triste. Pensaban que lo que aprendían no valía para el mundo real. Y la lluvia de ideas de sus intereses fue desarrollando la clase. 

Entonces una nueva perspectiva se abrió y el profesor preguntó a sus alumnos ¿qué te gustaría ser en el futuro? Y ellos respondieron “déjanos 3 días para irnos a un spa y volveremos con la solución”

El profesor decidió preguntar a los alumnos qué querían aprender al día siguiente. Esta medida aportó nuevas ideas para sus clases. Y de repente sonó la alarma de incendios.  

Recursos relacionados:

Puedes crear nubes de tags para ilustrar tus historias con cualquiera de estas aplicaciones;Nubedepalabras, o Wordle 

  • #InspiraTICs
  • #docentesinnovadores